sábado, 13 de agosto de 2016

Todo pintado de blanco

Teseo incurre en violencia de género al raptar a Elena de Troya

La libertad de expresión, la creación literaria o artística en general están en serio peligro. Cualquier asunto puede ofender gravemente a un conjunto de individuos. Si escribimos sobre mujeres se ofenden las feministas, si hacemos una foto de un entrecot los animalistas, si le pintamos un cuadro a un torero se molestan los antitaurinos y si componemos una sonata dedicada a nuestra familia se enfadan los defensores de las nuevas formas de convivencia. Siempre hay alguien que se siente aludido, que no acepta el pensamiento de los demás y que, por si fuera poco, se encuentra respaldado por administraciones, medios y la estúpida opinión pública mayoritaria y manipulada.



Hoy sería imposible el estreno películas como Lawrence de Arabia sin ser tachado de racista, publicar novelas como Lolita sin que le llamen pederasta o colgar lienzos como la Venus del Espejo sin ser tomado por un repugnante machista. Hoy día no se podría tener en casa una crátera griega decorada con figuras de subido erotismo con jóvenes efebos o con violentas escenas guerreras, ni un tapiz renacentista con escenas mitológicas de dioses injustos y mujeres inocentes, tampoco estaría bien visto un retablo con Santiago a lomos de su caballo pisando a los moros invasores y, por supuesto, habría que evitar a toda
Santiago contra la alianza de civilizaciones. Guerra y racismo.
costa un cuadro de Rubens, una figura de Miguel Ángel o tener en los anaqueles una edición antiquísima de Mark Twain, Maquiavelo o Francisco Delicado.
¿Es esta la libertad por la que tanto se ha luchado? ¿Sólo hay hueco para la "incorrección" si se trata de ridiculizar a Cristo o a los cristianos? ¿Somos conscientes del encefalograma plano que presenta el ambiente cultural si no se es capaz de superar tanto abuso de lo "políticamente correcto" o, lo que es lo mismo, de la imbecilidad elevada al grado máximo?
Lean la polémica que se ha desatado por una publicación de la editorial Alfagurara; ya incluso hay que explicarle a tanto tonto que se trata de una obra de ficción. Y terminen con las bases del concurso de fotografía de Telefónica, donde la única foto posible es la de una pared en blanco (espero que no se molesten los defensores del negro).

Polémica por la novela juvenil "75 consejos para sobrevivir en el colegio": ENLACE EL PAÍS   ENLACE EL MUNDO

Bases del concurso de fotografía de la Fundación Telefónica:
"No se admitirán en el Concurso: Fotografías que violen derechos de propiedad industrial o intelectual de terceros. Fotografías que reproduzcan la imagen reconocible de terceras personas sin su consentimiento. Fotografías borrosas y/o poco nítidas o con cualquier otro defecto. Fotografías que, a criterio del Organizador, sean de mal gusto u ofensivas. Fotografías que violen la legislación vigente. Fotografías que muestren, contenido sexual, desnudos, reivindicaciones políticas o religiosas, racismo, discriminación, contenidos ofensivos para cualquier individuo o grupo. Fotografías que atenten contra la protección de la infancia, la juventud y el derecho al honor y la dignidad de las personas. Fotografías que invadan o lesionen la intimidad de terceros. Fotografías que muestren, induzcan, inciten o promuevan cualquier tipo de actuaciones delictivas, denigratorias o violentas."
(web del concurso Fundación Telefónica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada