jueves, 26 de marzo de 2015

Un día difícil


Hoy ha sido un día diferente, difícil, en el que se ha puesto a prueba la libertad de las personas en un ambiente que intentó ser opresivo, pero que, afortunadamente, pudimos convertir en una jornada normal.
Es triste que quienes pretenden ser defensores de igualdades y solidaridades son luego simples fascistas incapaces de aceptar la existencia de otros. Es lamentable que en la sociedad actual unos cuantos pretendan forzar las ideas de la mayoría. Es indignante que aquellos que parecían defender a oprimidos y desfavorecidos se hayan convertido en vulgares déspotas intolerantes cuya máxima virtud es que van en bicicleta. Sí, son ellos, los que consideran a la escuela un lugar de "lucha política " y quieren que los demás se plieguen a sus condiciones, quienes intentaron boicotear la visita del Obispo de Córdoba a los alumnos del área de Religión del colegio López Diéguez.


Han sido semanas de tensión, de intentos por parte de determinados padres que, además, son una ínfima minoría que han concluido esta madrugada con pintadas en las paredes. Ellos, los "tolerantes", los que piden igualdad, los que se indignan porque no les regalan subvenciones, los que no dejan de ser una pequeña parte de la sociedad; han intentado suprimir el derecho de la gran mayoría de los alumnos de mi Centro a realizar una actividad acorde con su asignatura de Religión. 
Afortunadamente, desde el equipo directivo hemos mantenido una postura unánime de defender los derechos de la mayoría y hasta conseguimos que se eliminaran las ignominiosas pintadas antes de la llegada de Monseñor Demetrio. Sabemos que casi todas las familias están con nosotros, pero también es cierto que hay una minoría ruidosa y opresora que es capaz de proyectar una imagen distorsionada de la realidad.
Hoy me siento mejor como cristiano, como cofrade, como profesor y como directivo de mi Colegio por haber solventado una difícil papeleta, por haber defendido los derechos de mis alumnos, por no haber claudicado ante quienes odian mis creencias religiosas. Hoy ha sido un día difícil, tenso, que al final se convirtió en un día feliz. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada